default logo

Detalles del libro

¡Oferta!

Memorias de un intelectual antifranquista

Author:

11,95

1 disponibles

SKU: 237 Categorías: ,

Descripción del producto

DSC01564Ángel Palomino. Alfaguara, Madrid 1972. Tapa Dura con sobrecubierta, 429 Págs. Estado: Bueno, sobrecubierta desgastada, dedicatoria (no del autor) a anterior propietario.

El éxito de librería conseguido por la novela de Palomino en el momento de su publicación, tanto por su título provocador como por la personalidad conocida de su autor, propone un prototipo del hombre que pretende ser superior a los demás por su capacidad de quedar neutro en medio de todos los conflictos políticos, de juzgar todo con total ecuanimidad. Pero a la vez es una caricatura del liberal, del hombre que quiere ‘crear democracia'(353), de varios españoles que lucharon primero con los Nacionales pero se desengañaron pronto y formaron parte de la oposición al Régimen, de esos intelectuales que quisieron la modernización de España y acabaron como profesores en Estados Unidos, viviendo siete meses allí y el resto del año en su país.

Las Memorias de un intelectual antifranquista fueron publicadas en 1972, y su protagonista, José Luis Amézqueta, profesor de filosofía desposeído de su cátedra en la universidad española, enseña en Estados Unidos desde 1965. Ha escrito sus recuerdos, y la editorial que los publica se alegra ‘de tener al alcance de la mano al santo laico, al culto rebelde’, a un ‘intelectual antifranquista, pesadilla del Régimen y gloria internacional'(23). Joven universitario en 1936, se alistó en las tropas nacionalistas, pero no fue falangista, ni requeté, ni alférez provisional. Luchó lo menos posible, por no matar a españoles, y se negó luego a ir a Rusia con la División Azul. Quería trabajar para ensanchar al Régimen, hacerlo más democrático, pero no le dejaron; en la universidad quiso ‘hacer españoles adultos, libres, con cerebro’ (244) y le echaron por activista. Este inconformista ‘pesadilla del Régimen y figura incómoda de eso que algunos han dado en llamar Oposición’ (200), se vanagloria de haber sido distinto de los vencedores. Se declara católico progresista, escribe un ensayo escandaloso sobre Unamuno, defiende la libertad y la democracia, y acaba por decidir tomar exteriormente un aire antifranquista, parecerse a su caricatura. Entonces, al recordar la guerra, piensa: ‘ahora tú eres el rojo’ (363); ha esperado ingenuamente durante treinta años ‘que esto se caiga’ (425).

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Memorias de un intelectual antifranquista”

DEBIDO A LA SUBIDA DE TARIFAS PARA EL ENVÍO INTERNACIONAL DE LIBROS, ACTUALMENTE SOLO REALIZAMOS ENVÍOS DENTRO DEL TERRITORIO NACIONAL DE ESPAÑA. ROGAMOS DISCULPAS A LOS USUARIOS AFECTADOS